Materiales

Cerámica

La cerámica es un material muy antiguo, que se presta a ser utilizado en diferentes campos de aplicación.  Se compone de materias primas de origen natural, arcilla y caolín, a los que se añaden cuarzo y feldespato. Es dúctil durante el procesamiento pero queda rígida al finalizar la cocción. Al producto en bruto se aplica luego el esmalte, una mezcla de cuarzo, yeso, feldespato, dolomita, sustancias opacificantes, agua y cola.  Es un material resistente a las altura temperaturas, que tras la fase de cocción a 1280 °C alcanza una elevada dureza y por lo tanto una considerable capacidad de resistencia al desgaste. Esto convierte a la cerámica en el material privilegiado en el sector sanitario y de la higiene pública: de hecho el producto es duradero, inalterable, resistente a los arañazos y a las abrasiones, inmune a los detergentes más agresivos como, por ejemplo, el ácido clorhídrico, muy resistente a temperaturas mínimas o elevadas así como a la exposición a la luz. La cerámica sanitaria es por lo tanto fácil de limpiar. ADVERTENCIA – Las medidas indicativas de todos los lavabos de cerámica pueden sufrir una variación dimensional (en concreto de un 0,8 % aprox.), debido al desgaste de los moldes o a pequeñas variaciones de las características técnicas relativas a las materias primas que componen la masa.

Por el lavabo semi-empotrado

Por el lavabo semi-empotrado 20170718

Por el lavabo Bajo encimera

Por el lavabo Bajo encimera 20170718

Por el lavabo Picasso

Por el lavabo Picasso 20170718

Por el lavabo Toy

Por el lavabo Toy 20170718

Por lavabo Todo exterior

Por lavabo Todo exterior 20170718